El mal médico


Había una vez un rey que le gustaba mucho invitar a sus amistades a disfrutar de sus posesiones y a comer, entre esas amistades había un médico. Resultó que una vez se enfermo el único hijo que tenía y el rey después de invitarlos a comer y a disfrutar de sus comodidades, le pidió al medico que viera a su hijo que estaba enfermo. Sigue leyendo