Cuando la vida aprieta…


El mito de Sísifo

Muchos son los osogbos y los Irés. Tendemos a pensar que la buena suerte es deseable siempre, pero no es cierto. La buena suerte es fugaz y caprichosa y raras veces nos aporta conocimiento o verdad. No es así, con los osogbos, o “malas suertes”. Cuando en un caracol sale en osogbo, puede ser una buena noticia, porque el osogbo es más duradero y si conseguimos limpiarlo estamos sembrando felicidad futura, mucho más duradera que si el caracol nos viene en Iré. Sigue leyendo

Anuncios

La desobediencia cuesta la vida


Pactar con la muerte

Había un hombre que tenía muchos hijos y su esposa se quedó otra vez embarazada. El hombre, preocupado, se puso a pensar como se las iba a  arreglar con otro muchacho más, y decía:”Con los que tenemos, no podemos ya casi vivir, estamos muy mal de situación, estamos casi en la miseria”. Sigue leyendo

Orula, Babalú y el Ikú


La prepotencia de la muerte

Había una tierra donde todos le debían a Babalú Ayé y además de que no le pagaban se burlaban de él. Por éste motivo Babalú Ayé fue al Ilé de Ikú (la muerte) e hizo un trato con éste para acabar con su tierra en un termino de nueve días (ésta tierra era Doní). Sigue leyendo

La Muerte


La muerte es sólo una parada de autobús

La palabra muerte significa mucho y muchas cosas. Depende del que la escuche, significará cosas muy distintas. Para aquel que no cree es el fin, trágico y simple, tal vez liberador al dejar atrás errores, experiencias, pero tmabién aterrador, porque nada teme más el ser humano que el fin. Sigue leyendo

Oración cuando se preve una muerte próxima


El dolor es para los que nos quedamos, la luz para los que se van.

El dolor es para los que nos quedamos, la luz para los que se van.

Dios mío, yo creo en vos y en vuestra bondad infinita; por eso no puedo creer que dierais la inteligencia al hombre para desconoceros, y la aspiración al porvenir para sumergirle después en la nada.

Creo que mi cuerpo es lo la envoltura perecedera de mi alma, y que, cuando haya cesado de vivir, me despertaré en el mundo de los espíritus. Sigue leyendo