La desobediencia cuesta la vida


Pactar con la muerte

Había un hombre que tenía muchos hijos y su esposa se quedó otra vez embarazada. El hombre, preocupado, se puso a pensar como se las iba a  arreglar con otro muchacho más, y decía:”Con los que tenemos, no podemos ya casi vivir, estamos muy mal de situación, estamos casi en la miseria”. Sigue leyendo