Namairora


Pan en la basura

Obara era muy dado a las obras de caridad, todo lo que poseía, bien poco por cierto, lo repartía entre los pobres. Dándose el caso que muchas veces, cuando solo contaba con un mísero mendrugo de pan, se lo quitaba de la boca para dárselo a algún infeliz, a quien no tenía ninguna otra cosa que ofrecerle. Sigue leyendo

Anuncios

La Caridad


Soy la Caridad, sí, la verdadera Caridad; en nada me parezco a la caridad que vosotros practicáis. La que ha usurpado mi nombre entre vosotros, es fantástica, caprichosa, exclusiva, orgullosa y vengo a precaveros contra los defectos que empañan, a los ojos de Dios, el mérito y resplandor de sus buenas acciones. Sed dóciles a las lecciones que el Espíritu de Verdad os da por mi voz. Seguidme los que me sois fieles: yo soy la Caridad. Sigue leyendo