Namairora


Pan en la basura

Obara era muy dado a las obras de caridad, todo lo que poseía, bien poco por cierto, lo repartía entre los pobres. Dándose el caso que muchas veces, cuando solo contaba con un mísero mendrugo de pan, se lo quitaba de la boca para dárselo a algún infeliz, a quien no tenía ninguna otra cosa que ofrecerle.

Un día Echú vio cuando una mujer llamada Namairora, botaba el pan que Obara le había dado, y fue donde estaba Elegguá y se lo dijo y este a su vez voló y se lo contó a Obara, que la mujer a quien el le daba frecuentemente su pan, lo botaba al doblar de la esquina.

Obara calló y se guardo muy bien de no comentar este asunto.

Días después la referida Namairora acudió en busca de la limosna. Obara le dio no solo su pan, sino también unos centavos que traía consigo y tan pronto la mujer se fue, Obara la siguió y al doblar la esquina Namairora arrojo el pan al suelo. Obara tomo aquel bocado y enfrentándose a ella le dijo. ¿Por qué lo arrojaste?. Porque no voy a comerlo, respondió Namairora.

¿Y por que no botas las monedas?. Porque voy a comprar pan. Y Obara dijo pobre mujer, si hubiera guardado el pan, las monedas le hubieran servido para comprar oñí. “Botas la comida y vas a comprarla nuevamente y dijo.

Si no quieres pan, dame las monedas e irónicamente le dijo. Si no quieres pan, porque quieres comprarlo. Para darle a mis hijos, y Obara, sentencio.

(Esta patakí nace en Obbara-Ojuani)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s